INICIO


PODÉIS ENVIAR VUESTROS ARTÍCULOS ESCRIBIENDO A:

M Pilar Alcaide Guindo. [email protected]


PODÉIS ENVIAR VUESTROS ARTÍCULOS ESCRIBIENDO A:

[email protected]

EXPLICACIÓN DE CASOS RESUELTOS SATISFACTORIAMENTE EN LOS DIFERENTES NIVELES EDUCATIVOS:

POR: Mª PILAR ALCAIDE GUINDO

ÍNDICE

  • un adolescente rebelde(secundaria)
  • un negativista desafiante(secundaria)
  • una ansiedad por separación con comportamiento violento(primaria)
  • un inmigrante con depresión y bajo rendimiento (adultos)

    El objetivo de la exposición de estos casos es sobre todo mostrar cómo a veces se hace necesaria una intervención alternativa, divergente o no demasiado común en la práctica psicopedagógica. En algunos casos, para poder avanzar en la obtención de resultados positivos es preciso dar incluso un vuelco a la metodología estándar o a las acciones ya emprendidas.Mª Pilar Alcaide Guindo

    un adolescente rebelde

  • ÍNDICE
  • UN ADOLESCENTE REBELDE

    Estábamos trabajando en el Departamento de Orientación de un instituto en una población urbana con muchos habitantes y un estudiantado heterogéneo en lo que se refiere a las posibilidades culturales y económicas de las familias. Uno de nuestros alumnos de 15 años mostraba ya desde el principio de curso un comportamiento disruptivo que impedía a los profesores mantener el orden adecuado en el aula. Esta conducta iba empeorando mes tras mes y cuando nos encontrábamos en enero, se le sorprendió como autor material de diversas fechorías consideradas como faltas muy graves y que no es preciso detallar, pero sí resaltar el gusto que encontraba el alumno en dañar las normas elementales y la tendencia disocial que se observaba en su conducta.

    El proceso de expediente disciplinario transcurrió siguiendo todos los pasos previstos por la ley, hasta que el Consejo Escolar dictaminó que sería preciso enviar al alumno a proseguir sus estudios en otro centro, a ser posible, en un Aula -Taller (actuales aulas de Compensación Educativa) y se pidió al Departamento de Orientación que realizara una evaluación psicopedagógica y el correspondiente informe como apoyo técnico a las decisiones que se tomaran en el futuro. Como consecuencia de la demanda se realizó una evaluación psicopedagógica y se entregó el siguiente informe al Consejo Escolar:

    DATOS PERSONALES: ALUMNO: NOMBRE

    FECHA DE NACIMIENTO: X

    TELÉFONO:X

    HISTORIA ESCOLAR: El alumno ha cursado sus estudios y la enseñanza reglada correspondiente en varios centros tanto públicos como privados, manifestando ya en los primeros cursos de primaria ciertos síntomas asociados al fracaso escolar y a la inadaptación social. En lo referido a su competencia curricular y aptitudes no ha acusado una dificultad excesiva, hasta que, al llegar a la enseñanza secundaria su desfase académico ha llegado a ser muy significativo, como se expone más adelante. Las ayudas que se le han proporcionado como el asesoramiento psicológico y las clases de apoyo y particulares no han resultado suficientes para resolver los problemas que se han ido planteando.

    DESARROLLO PERSONAL DEL ALUMNO:

    Buena salud física y mental, a pesar de manifestar un trastorno conductual, que en ningún caso podrá ser considerado como "enfermedad". Según su madre, el último psicodiagnóstico que le ha sido realizado concluye que sus problemas están centrados en el ámbito escolar.

    DISCAPACIDAD: ninguna

    NIVEL DE COMPETENCIA CURRICULAR: Equivalente al curso sexto de primaria o primero de secundaria, según en qué áreas de conocimiento nos situemos. Matemáticas: Domina las reglas básicas de cálculo, las ecuaciones de primer grado, con una incógnita y sin fracciones, el cálculo con números racionales (suma y resta de fracciones sencillas). No domina las operaciones sencillas con polinomios, simplificar ecuaciones de primer grado, las sumas algebraicas con números enteros, el sistema métrico decimal. Inglés: Conoce un vocabulario muy elemental y aplica las reglas gramaticales memorizándolas, no comprendiéndolas. La mayor parte de las veces, la memoria le falla y comete errores importantes. Lengua: Buen nivel de comprensión y expresión oral en las conversaciones rutinarias. No se la ha sometido a pruebas de vocabulario, sintaxis, gramática y expresión escrita.

    PROCESO DE ENSEÑANZA Y APRENDIZAJE: Marcado notablemente por el rechazo que siente hacia el mundo escolar, no tiene hábitos de estudio, ni motivación por aprender. No se concentra ni tiene capacidad de atención. Manifiesta una clara carencia de autocontrol y respeto por las normas. Manifiesta tendencias antisociales que interfieren en su mundo escolar. Todo ello le aleja cada vez más de la consecución de los objetivos de aprendizaje y dificulta en grado sumo la labor de enseñanza, provocando constantemente los conflictos que han sido objeto de valoración por el Consejo Escolar.

    ASPECTOS RELATIVOS AL CONTEXTO FAMILIAR Y SOCIAL:

    El alumno se encuentra muy bien asistido por su familia, donde muestra un menor grado de conflictividad. Aún así su necesidad compulsiva de atención le lleva al mal comportamiento en el ámbito escolar. De este modo mantiene la atención permanente de sus padres, quienes hacen lo que está en sus manos por salvar la situación.

    IDENTIFICACIÓN DE NECESIDADES EDUCATIVAS ESPECIALES: Las necesidades que el alumno presenta son más bien de atención psicológica en la educación del autocontrol, unida a un fuerte apoyo en las áreas instrumentales, gracias a la escolarización en un grupo reducido, o clases particulares con un profesor que sepa imponer la autoridad precisa.

    CONCLUSIONES: El Consejo Escolar del IES "XXXXX" ha sancionado al alumno con un "Cambio de Centro", y se ha solicitado al Departamento de Orientación el presente informe y consejo orientador.

    En la actualidad el alumno tiene 15 años. Puede cambiar de centro y seguir cursando sus enseñanzas en un instituto, colegio o academia, público, concertado o privado, donde pueda proseguir la ESO, hasta el momento de cumplir los 16 años, fecha en la que puede ponerse a trabajar si lo desea. Para ese momento, sería muy deseable que ocupara un puesto en una Escuela Taller del IMEFE , retribuídas por el INEM, donde podrá compaginar trabajo y aprendizaje de un oficio, responsabilizándose del cumplimiento de su horario al tiempo que percibe su salario. En cuanto a las "Aulas Taller" que se mencionan en el acta, como centros en los que este departamento podría buscar una plaza para el alumno, debemos decir que no son centros adecuados a este caso pues según rezan las "Instrucciones del director provincial al servicio de inspección sobre las aulas taller del programa III del convenio entre el ministerio de educación y cultura y la comunidad de Madrid", uno de los requisitos para la admisión del alumnado en dichas aulas es: "Estar desescolarizado o en grave riesgo de abandono escolar por encontrarse en situación familiar y social desfavorecida", condición que no cumple el alumno a quien se ha evaluado, tanto por su asistencia regular a clase, como por el notable grado de atención que recibe de sus padres. Por lo que no procede la propuesta de derivación a Aulas-Taller, que más que como una sanción, está contemplada por la ley como una medida educativa destinada a alumnos desfavorecidos y con cierto interés por seguir aprendiendo.

    Y para que conste donde proceda, teniendo en cuenta su carácter estrictamente confidencial, expido el presente informe de intervención psicopedagógico en Madrid a 18 de enero de xxxx.

    EVOLUCIÓN DEL CASO Y CONCLUSIONES:

    A las pocas semanas de emitir el anterior informe, el alumno cumplió los dieciseís años y dejó de asistir al centro para ocuparse en tareas de ayuda en el negocio familiar. Sin embargo, aquello se planteó como una solución provisional por parte de la familia que en realidad deseaba la continuación de los estudios de su hijo. La madre del alumno se entrevistó conmigo varias veces para cumplimentar la documentación requerida para un programa de Garantía Social, programa al que por fin no acudió, pues el alumno al leer el informe y tomar conciencia del retraso académico a que le había llevado su problema de conducta, decidió prepararse y estudiar para la prueba de Graduado Escolar que entonces todavía se celebraba.

    Puso mucho empeño en esta preparación y aprobó la prueba con buenas notas, superó por tanto, los objetivos académicos propios del Primer Ciclo de la ESO y tomó confianza en su capacidad de aprendizaje. Creemos que el hecho de centrar la evaluación psicopedagógica en los aspectos académicos, efectuando pruebas para determinar la Competencia Curricular, en lugar de resaltar en estas pruebas y en el informe el problema de conducta del alumno, contribuyó en parte a que éste fijara su atención en sus conocimientos y los comparara con los que debería tener. El no querer aparecer ante sus padres como un alumno que "va con retraso", le hizo estudiar, prepararse y mejorar su conducta. .

    UN NEGATIVISTA DESAFIANTE

  • ÍNDICE

    El caso de este muchacho de doce años de apariencia dulce y tranquila traía de cabeza a la tutora quien compartía el sufrimiento con los otros profesores del alumno. Pero era ella quien se llevaba la peor parte, sobre todo porque ya había tenido que lidiar con él ya en cursos anteriores. Se entrevistó conmigo, me contó la "hazañas" de su pupilo y me admitió que iba cada vez peor, aunque ya antes se había requerido la intervención del orientador. Por lo que me contó, deduje que se trataba de un trastorno de conducta próximo al "disocial" (si hubiera tenido los dieciocho años ya cumplidos) y la tranquilicé diciéndole que si había un trastorno podría haber un tratamiento. En la entrevista con el niño pude darme cuenta de su notable capacidad de seducción y fingimiento de una forma de ser nada parecida a lo que se me había descrito anteriormente. La madre se veía absolutamente desbordada por la conducta de su hijo quien había llegado a denunciarla por malos tratos consiguiendo casi convencer al fiscal de lo que decía. Había estado acudiendo a un gabinete psicopedagógico privado y especializado en habilidades sociales y autocontrol. El colegio sólo recibió un informe en el que se admitía no haber observado ningún progreso significativo. Ante esta historia de fracasos decidí intentar la via "sanitaria" y envié al niño a su pediatra con una pequeña observación aconsejando su derivación a salud mental. Por suerte el pediatra lo mandó a un prestigioso hospital público de la zona, donde confirmaron el diagnóstico que se apuntaba en el informe de intervención psicopedagógica que entregué a la madre. Mientras tanto, las fechorías se iban conviertiendo en faltas y en delitos y el alumno conseguía tener cada vez más predicamento entre los alumnos cuando se hacían públicas. Los demás niños, todos ellos de familia humilde, llegaban a expresar sin tapujos su admiración por la "valentía" del alumno. Hasta entonces se habían dramatizado en exceso sus acciones y quedamos de acuerdo en no volver a caer en el error, aunque sólo fuera por evitar a los otros alumnos el mal ejemplo. En el hospital estaban llevando a cabo un nuevo programa de aplicación farmacológica al tiempo que psicoterapeútica de los problemas de conducta en adolescentes. Nuestro alumno entró en ese programa y empezó a mejorar algo. Al menos no siguió de mal en peor. No le gustaba sentirse "enfermo" y empezó a poner de su parte para terminar cuanto antes la terapia. No puedo asegurar que el caso se haya reconducido seriamente, pues no he mantenido contacto posteriormente con la familia, pero los profesores agradecieron mucho la atención prestada y la ayuda recibida.

    Éste es un resumen del informe entregado con los resultados de la valoración y las propuestas para aplicar en los diferentes ámbitos, escolar y familiar:

    INFORME DE INTERVENCIÓN

    DATOS DEL ALUMNO:

    APELLIDOS Y NOMBRE:

    DOMICILIO:

    COLEGIO:

    NIVEL CURRICULAR: 2º curso de E.S.O.

    CURSO: 2001/2002S

    SÍNTESIS PSICOPEDAGÓGICA

    Alumno con desarrollo cognitivo dentro de un nivel medio-alto.

    Competencia Curricular significativamente afectada por su actitud general y falta de motivación.Con graves problemas de conducta. Presenta perfil compatible con trastorno de conducta negativista desafiante (DSM-IV F91.3), que incapacita al alumno para seguir el aprendizaje propio de su edad, al tiempo que impide la marcha normal de la clase . Desafía constantemente a compañeros y adultos conocidos e intenta engañar a los adultos desconocidos. Manifiesta haber cometido actos que revelan una tendencia disocial en consonancia con el trastorno especificado.El pasado curso fue atendido en el gabinete psicopedagógico XXXX, de cuyo informe no se puede deducir progresos significativos.Por consejo de la orientadora del centro, ha sido derivado por su pediatra a los servicios de salud mental del hospital XXXXXXXXX, para valoración, diagnóstico y en su caso, tratamiento.

    NECESIDADES EDUCATIVAS: Recibir apoyo y refuerzo en :

    Autocontrol y reducción de impulsividad

    Valores morales y adaptación social

    Pautas educativas comunes por parte de los adultos con los que se relaciona, en cuanto a conductas, normas y afecto.

    Obtener un seguimiento por parte de la comunidad educativa de las terapias o tratamientos que vaya recibiendo en el ámbito médico.

    Lograr una integración social, mediante unas relaciones interpersonales adecuadas.

    RESPUESTA CURRICULAR QUE PRECISA:

    Elaboración de Adaptaciones Curriculares no significativas en los temas transversales referentes a:

    Educación para la Paz

    Educación moral y cívica

    Educación para la igualdad de sexos

    Educación para el medio ambiente.

    Los trabajos sobre estos temas que normalmente se hagan en el transcurso de la clase y que van dirigidos a todos los alumnos, deben ser fuertemente reforzados en el caso de xxxxx, quien deberá profundizar y aplicarse especialmente.

    El tutor se encargará de prepararle las tareas específicas adecuadas a cada situación.

    Formación adecuada en el aprendizaje de las habilidades sociales alternativas a la agresión y del autocontrol, teniendo en cuenta los materiales aportados por la orientadora.

    Desarrollo de un seguimiento puntual de la evolución de su problema y el desarrollo de las pautas médicas prescritas.Mantenimiento de un contacto suficiente con su familia y en especial con su madre, para acordar las pautas de conducta apropiadas en cada situación.

    UNA ANSIEDAD POR SEPARACIÓN CON COMPORTAMIENTO VIOLENTO

  • ÍNDICE

    Un dia, cuando acababa de incorporarme a mi puesto de trabajo en un equipo de orientación, recibí una airada llamada de la inspectora que se encargaba de uno de los colegios que me habían sido asignados para que ejerciera en ellos mi labor como orientadora. No pude acercarme en el momento, como me pedían (a veces piensas qué contradicción, siempre diciendo que los orientadores no servimos, y luego nos llaman como si fuéramos magos fantásticos capaces de resolver lo que nadie puede).

    El dia de mi debut en el citado centro, me estrené recibiendo a los padres de un niño de siete años que mostraba una conducta muy violenta al entrar en el colegio. Llorando, gritando dando patadas y puñetazos a quienes intentaban conducirlo a su aula incluso pegándose con la cabeza contra las paredes. La llamada del dia anterior había sido por su causa, al observar la inspectora in situ el comportamiento del niño y cómo ni la tutora, ni el jefe de estudios, ni los padres, eran capaces de conducir la situación.

    Anteriormente el niño y sus padres habían sido atendidos por una trabajadora social quien determinó que la raíz del conflicto estaba en la pareja y los envió a los Servicios Sociales, aumentando notablemente el desaire de los padres que se sentían agraviados y dolidos por el trato recibido en el colegio. Sólo le agradecieron a un empleado del ayuntamiento que en ese momento prestaba su apoyo al centro, la deferencia que había tenido acompañando amablemente al niño a su clase, estrategia que funcionó por desgracia sólo durante algunos dias, al cabo de los cuales el niño reanudó su "lucha" aún más ferozmente si cabe.

    Así estaban las cosas cuando me hice cargo del caso y entrevisté por primera vez a una pareja profundamente decaída y claramente desbordada por la situación. Parecía que sufrían más por el rechazo que percibían, que por lo que pudiera pasar a su hijo.

    Yo había estudiado detenidamente el expediente del alumno y comprobé que no había problemas con el aprendizaje ni con las relaciones entre iguales. Pero me llamó la atención la historia médica del niño, plagada de incidentes ya desde el embarazo de su madre. Decidí restar importancia en las entrevistas a las desavenencias conyugales y a las relaciones familiares en las que se había centrado la intervención e intentar descargar de culpa en lo posible a los padres de todo lo que estaba pasando. Aún sabiendo que ellos eran la clave del conflicto, sin embargo, les advertí de las dificultades fisiológicas y orgánicas que el niño había tenido desde su nacimiento prematuro y posterior ingreso en la UVI, por problemas serios de salud. Hasta los dos años había sido tratado en el servicio de neurología.

    Tras varias entrevistas y observación de la conducta del niño, llegué a la conclusión de que el chaval era presa de la ansiedad y el pánico en el momento de entrar en el colegio. Convencí a los padres para que llevaran a su hijo a un centro de salud y ambos se sintieron aliviados cuando vieron desplazado su problema y lo centraron en el niño.

    El alumno fue correctamente atendido por el personal médico que había recibido mi informe con los datos que se pueden recoger en un colegio, pero no en un centro de salud. Fue tratado de su ansiedad y a los pocos dias me comunicaron que había empezado a entrar con toda normalidad en clase, situación que se prolongó durante todo el curso.

    El éxito fue rotundo, pero hay que indicar que los padres al verse liberados de la acusación y de la culpa se tranquilizaron lo suficiente como para llevar a cabo las pautas que les había indicado.

    También es de destacar que en una entrevista muy posterior la madre me confesó que el niño tenía miedo porque > según una vidente a quienes habían visitado, su abuela materna fallecida hacía once años se aparecía al niño llenándolo de pavor y ansiedad al separarse de su madre.

    Sin desmentir dichas "apariciones", le pedí que no hablara a su hijo de las cosas que decía la vidente y por suerte, creo que me hizo caso.

    En ocasiones hay que saber acabar con la culpabilidad de los padres, aunque sean parte muy importante de los conflictos de sus hijos. Y esto es así porque casi siempre ellos tienen la clave de la mejoría o del empeoramiento El informe de intervención que se entregó a padres, servicios médicos y centro fue el que sigue:

    Los datos reflejados en este informe son confidenciales. Expresan la situación actual del alumno, no presuponiendo su evolución futura. Debe permanecer en el expediente durante su escolaridad.

    Las intervenciones realizadas han sido las siguientes:

    Entrevista con los padres

    Entrevista con tutora

    Entrevista con Equipo Directivo

    Entrevistas sucesivas con los padres conducidas por la Orientadora

    Entrevista con el alumno

    Observación directa del comportamiento problemático a la entrada en el colegio

    Cuestionario a padres y alumno sobre los item que se refieren al Trastorno de ansiedad por separacion/fobia escolar, según está clasificado en el DSM IV.

    Lectura y entrega a los padres de unas pautas para su seguimiento en el entorno familiar

    Derivación al Centro Regional de Salud de xxxx

    Informe Síntesis acompañando dicha derivación

    Seguimiento del comportamiento del alumno en las semanas posteriores

    ASPECTOS EVALUADOS Y RESULTADOS

    Embarazo, Problemas provocados por exceso de glucosa en sangre y pérdida de líquido amniótico.

    Parto, prematuro (seis meses de embarazo)

    Peso al nacer, (1800 gr)

    En la exploración al nacer se detectaron problemas graves. El niño estuvo en la UVI durante dos meses con gran riesgo de su vida. Salió de la gravedad, pero siguió presentando problemas neurológicos, que han sido tratados en el hospital xxxxxxx.

    Oftalmología, normal

    Neurología. Problemas detectados desde el nacimiento que han ido mejorando con e paso de los años

    Aspectos psicológicos:

    Alimentación: Come en gran cantidad y tiene una corpulencia superior a la media en su edad. Paradógicamente manifiesta que no le gusta comer.

    Desarrollo psicomotor,influído por los problemas neurológicos que presenta desde el nacimiento.

    Desarrollo del lenguaje normal

    Historia escolar:fue escolarizado en el momento que le correspondía por su edad para entrar en el primer nivel de la Educación Infantil. Éste es el quinto curso que permanece en el mismo colegio.

    Hasta la fecha, no ha necesitado apoyos en el aprendizaje, pues se desenvuelve con normalidad. En cuanto a la intervención actual, ha sido necesaria al agravarse considerablemente un proceso que ya se había manifestado anteriormente, aunque en forma no suficientemente significativa.

    Situación Socio-Familiar:es el único hijo común de una pareja de hecho, cuyos miembros habían estado casados anteriormente y tienen hijos de su anterior matrimonio. Sólo el hijo de la madre (19 años), convive aún en el hogar, aunque está iniciando el proceso de emancipación del hogar.Las relaciones entre los miembros familiares son suficientemente conflictivas como para estar incidiendo en el trastorno que sufre el alumno, aunque no se pueda determinar que sean la causa única, pues tiene una historia médica que apunta a considerar también otros factores como posible causa.

    Nivel intelectual:

    El alumno manifiesta en su vida académica una capacidad intelectual normal, que si no se ve interferida durante largo tiempo con el trastorno que nos ocupa, puede llevarle a un desarrollo normal del aprendizaje.La coordinación motriz gruesa es algo débil en piernas y brazos, debido a los problemas neurológicos que viene manifestando desde su nacimiento.

    Adaptación personal, social y escolar

    De los datos obtenidos por los profesores que atienden al niño, podemos inferir una adaptación al entorno escolar muy conflictiva, sobre todo en el momento de la entrada en el colegio, momento en el que, según los días puede entrar llorando o querer escaparse llegando a la violencia contra sí mismo y contra otros.

    Como a pesar de su edad, es muy corpulento, la contención del niño en estas manifestaciones violentas se hace especialmente difícil. Una vez que se ha calmado mantiene una conducta bastante normalizada en el aula y durante el resto del día , aunque a veces también es protagonista de agresiones no graves en su grupo.

    Tiene iniciativa propia en la relación, mantiene el seguimiento de la relación iniciada, actitud abierta, tiene asumida la defensa de los propios derechos, a veces llegando a la pelea.

    Cuando está tranquilo llega a la aceptación y cumplimiento de normas.

    Nivel de competencia curricular en las distintas áreas. Estilo de aprendizaje y motivación para aprender

    No presenta hasta el momento problemas de aprendizaje, pero debemos advertir que éstos pueden empezar a presentarse, si el trastorno que sufre no es tratado adecuadamente.

    PAUTAS GENERALES Y ESPECÍFICAS DE APLICACIÓN EN EL AULA

    Durante este curso sería conveniente trabajar especialmente en:

    AUTOCONTROL (reducción de impulsividad) por medio de las siguientes pautas:

    Pedirle que de marcha atrás cuando muestre excesiva impulsividad. Darle muestras de afecto, pero no de permisividad excesiva. Utilizar premios en ocasiones, cuando la tarea o la situación lo requieran. En un estadio algo más avanzado, racionar los premios o lo que le resulta agradable en función de los resultados. Realización de los ejercicios recomendados de respiración, relajación e imaginación.

    HABILIDADES SOCIALES ALTERNATIVAS A LA AGRESIÓN:

    Pedir permiso. Compartir algo, Ayudar a los demás. Negociar. Defender los propios derechos. Responder a las bromas. Evitar los problemas con los demás. No entrar en peleas.

    HABILIDADES SOCIALES PARA HACER FRENTE AL ESTRÉS

    Formular una queja . Responder a una queja. Demostrar deportividad después de un juego. Resolver la vergüenza. Arreglárselas cuando le dejan de lado. Defender a un amigo. Responder a la persuasión. Responder al fracaso. Enfrentarse a mensajes contradictorios. Responder a una acusación. Prepararse para una conversación difícil. Hacer frente a las presiones del grupo.

    PAUTAS GENERALES DE APLICACIÓN EN EL ÁMBITO FAMILIAR

    Observación médico-psiquiátrica con evaluación y diagnóstico, seguidos de la psicoterapia apropiada que puede ser combinada, en su caso, con tratamiento farmacológico.

    Seguimiento puntual del tratamiento recomendado por el especialista en todos los aspectos.

    Al niño se le debe tratar con delicadeza, sobre todo en los períodos en que su trastorno se muestre más agudo. No utilizar ni permitir la violencia física ni psicológica (no pegarle, aunque sea flojo, no regañarle sistemáticamente, no ponerle en cuestión todo el tiempo, porque está atravesando una época difícil)

    Fijar junto con él los límites de actuación en cuanto a:

    Tiempo máximo que puede permanecer frente al televisor

    Tiempo de juegos, comida, estudios etc...

    Tipos y cantidades de comida que debe ingerir, incluyendo golosinas. Las comidas que él rechace, pueden ser sustituídas por otras igualmente nutritivas.

    En los períodos agudos de llanto prolongado, mantenerlo en observación y reposo, aunque deba faltar a la escuela durante un tiempo, pudiendo pedir la baja médica si la situación se prolongara, a la espera de momentos de más calma.

    Se recomienda también una psicoterapia, observación y evaluación sistémica, que englobe a todos los miembros de la familia.

  • ÍNDICE

  • ÍNDICE

    UN INMIGRANTE CON DEPRESIÓN Y BAJO RENDIMIENTO EN UN CENTRO DE ADULTOS

    X es un joven extranjero matriculado en nuestro centro educativo para personas adultas. Está cursando un nivel inmediatamente inferior a la enseñanza secundaria. Su tutora me lo presenta para una posible intervención psicopedagógica.

    Encuentro un muchacho de unos veinte años con síntomas de depresión e ideas suicidas, que no rinde en sus estudios como debiera teniendo en cuenta conocimientos previos, destrezas y capacidades cognitivas.

    Refiere su desesperación a causa del aspecto físico que presenta su cara, pues nació con labio leporino y tiene el paladar abierto y la nariz algo aplastada en la parte inferior. Visto desde fuera, no es tan espectacular como él piensa, pero sí resulta evidente su malestar y sufrimiento.

    Está acudiendo a una clínica dental privada, donde sigue un tratamiento de ortodoncia, que le ha costado hasta el momento más de mil euros con la intención de expandir el paladar para una posterior intervención quirúrgica. Él dice que no tiene dinero para pagarse la operación y no ve claro que le puedan operar en la sanidad pública, pues todavía no tiene permiso de trabajo.

    El último problema es laboral, pues ni siquiera se atreve a pedir trabajo allí donde solicitan personal, porque considera que debido a su aspecto, obligatoriamente le dirán que no.

    Tenemos pues, una depresión más un gran rechazo al propio cuerpo, más un bajo rendimiento académico (no lee en la clase, porque se bloquea) más un problema laboral, todo ello centrado en la malformación que no acepta y desea eliminar.

    Me pongo en contacto con una profesional de la cirugía plástica, formada en la sanidad pública, pero que ejerce en la privada y le pido el favor de mirar al joven y establecer un diagnóstico y un plan de actuación.

    La doctora le mira y ve que la ortodoncia va bien y que es adecuada.

    Le presenta a la trabajadora social de una clínica con quienes ella trabaja y convienen en que el tratamiento de ortodoncia se concluirá allí.

    Una vez terminada la ortodoncia, el joven será operado en la sanidad pública.

    Mientras tanto X sigue acudiendo a mis entrevistas donde le animo para regularizar su situación, buscando una oferta de trabajo adecuada.

    La tutora y yo nos ponemos de acuerdo en una serie de pautas de actuación para que X no se sienta tan cohibido. Poco a poco va tomando confianza y ve que es aceptado en la clase, lo que le supone un respiro y una mejora notable en los estudios.

    Consigo convencerle para que visite el centro de integración social donde tiene provisión de periódicos con ofertas de empleo, teléfono gratuíto y bolsa de trabajo.

    Encuentra un empleo para el cuidado de un anciano, lo que supone un paso fundamental para la regulación de su documentación.

    Está contento y animado. Puede entrar en los comercios donde demandan personal. Confía algo más en la gente, no tiene ya ideas suicidas, sino un plan concreto para su vida: dentro de unos meses será operado. Cuando consiga su documentación intentará reorganizar su tiempo para poder trabajar y estudiar. Se muestra agradecido y esperanzado.

    ÍNDICE

    PORTADA


    PÁGINA WEB DE INFORMACIÓN Y ORIENTACIÓN ESCOLAR

    M. Pilar Alcaide Guindo

    Catedrática de Filosofía y

    Orientadora en el CEPA de Vicálvaro

    1